Seguramente muchos de vosotros recordáis vuestro primer móvil o vuestro primer ordenador con el que mandabais mensajes de texto o hacíais los trabajos del instituto. Hoy en día la realidad es bien distinta. Los más pequeños comienzan a usar las nuevas tecnologías desde prácticamente los tres años o incluso antes. Y por eso contar con una app de control parental para el móvil o Internet es poco más que obligatorio.

Las tecnologías en las últimas décadas han avanzado a velocidad de vértigo, y aunque tiene sus ventajas, ha levantado una cierta preocupación en los padres, que desconocen por completo los contenidos a los que acceden sus hijos en Internet o el uso que hacen de los dispositivos tecnológicos.

Esa preocupación la ha sabido recoger la plataforma de la que hoy queremos hablaros, diseñando una herramienta muy útil que permite controlar el uso de internet en los niños y adolescentes. Y es que los datos hablan por sí solos. Los adolescente entre 13 y 19 años pasan de media cerca de 9 horas conectados, mientras que casi la mitad de los niños entre 5 y 15 años tienen su propia tableta. Seguramente que con estos datos querrás saber qué hacen mis hijos en Internet.

Cómo controlar el uso de Internet en los niños

En ocasiones, los menores acceden a sitios webs cuyo contenido les está en principio restringido. El caso más llamativo es el acceso a las webs de apuestas que tantos problemas han traído a algunos padres o las páginas de contenido pornográfico. En estos casos, herramientas como Qustodio pueden ser enormemente útiles. Qustodio supervisa e incluso es capaz de restringir el acceso a Internet.

En el momento en el que se produce un acceso a una determinada web se recibe un email con una alerta. También es capaz de detectar búsquedas a partir de palabras clave como pueda ser bullying.

Qustodio pone límite tanto al acceso al propio dispositivo como a determinados juegos y aplicaciones. Además, no solo permite seleccionar aquellas aplicaciones en las que los menores no van a tener acceso, sino el tiempo que van a poder utilizarlas durante el día. Incluso es posible limitar acceso a Internet por horas. Bien se puede establecer un tiempo máximo por día o elegir los tramos de tiempo a restringir.

También permite saber el tiempo que emplean en las redes sociales como facebook o instagram, así como su propia supervisión (existe una supervisión avanzado de facebook, en la que que se posible conectarse directamente a la cuenta del menor supervisado con el fin de controlar su actividad social).

Otra de las posibilidades que nos ofrece Qustodio es el control de llamadas entrantes y salientes y también mensajes. De esta forma se puede bloquear llamadas no deseadas. La relación de llamadas y mensajes se puede observar en una cronología de actividades que nos ofrece la plataforma.

Otra opción que ofrece Qustodio y que puede resultar enormemente práctica es la de realizar un seguimiento de geolocalización para saber con exactitud la ubicación de los hijos. La ubicación se nos muestra en un mapa.

En caso de emergencia existe lo que se denomina como Botón del Pánico. El menor podrá activar en el caso de que se encuentre en una situación de peligro, mandando la localización del menor a varios contactos de confianza.

Otra de las ventajas de Qustodio es que de manera diaria puedes recibir un informe completo de la actividad de los menores en tu bandeja de entrada.

Cómo funciona Qustodio

El funcionamiento de Qustodio es realmente fácil e intuitivo. Una vez te registras, es necesario crear un perfil para el hijo. En el caso de que sean varios, puedes añadirlos. Una de las ventajas de Qustodio es que es posible conectar hasta 15 dispositivos.

Posteriormente, una vez descargado, es necesario instalar Qustodio tanto en los dispositivos de los padres como en el de los hijos. En el caso de los padres, cabe la opción de usar la aplicación de control parental en el móvil, o bien desde la propia página web. En los dispositivos de los menores, es necesario descargar la aplicación para Windows, iOS, Mac, Android o Kindle. La configuración se realiza de una manera rápida mientras que la supervisión es automática.

De manera muy intuitiva, a la hora de incorporar un dispositivo para que éste sea protegido, se nos pedirá que indiquemos en qué correo queremos recibir las instrucciones de descarga.

La ventaja de Qustodio es que funciona en la mayoría de plataformas. En la propia web se explica de manera muy específica el amplio abanico de dispositivos en los que funciona. Hay que tener en cuenta que algunas opciones de la plataforma funcionan sólo en alguno de los dispositivos.

Qustodio también pone a nuestra disposición una manual de instrucciones muy completo en que se nos detalla paso a paso lo que hay que hacer para descargar, instalar y usar correctamente el programa.

Control de los empleados de una empresa

Qustodio no solo está diseñada para los padres, sino que tiene dos opciones más, una para escuelas y otra para empresas. La primera está pensada para colegios pequeños o librerías, en el que se puede controlar hasta 100 dispositivos, mientras que la segunda va dirigida a controlar los empleados de una empresa con el objetivo mejorar su productividad. Puede resultar ideal para utilizar junto a otras herramientas con las que podremos mejorar la productividad de una empresa.

control de trabajadores

Aunque el servicio es gratuito, existe también una versión premium. La primera se incluye un paquete básico de posibilidades, mientras que la premium incluye bastantes más posibilidades que la gratuita. La versión de pago ofrece información extra como el seguimiento de la ubicación del hijo o el informe detallado de su actividad durante 30 días.

El precio de la versión premium varía dependiendo del número de dispositivos que se pretenda proteger. Desde los 38,66 euros para proteger cinco dispositivos, o los 96,26 euros para controlar hasta un total de quince.

Para utilizar Qustodio lo mejor es, como en la mayoría de aplicaciones o webs, registrarse e ir descubriendo poco a poco la gran cantidad de posibilidades que ofrece. Esta es una de las virtudes que destacamos, y es que se trata de una herramienta muy amplia. Y dado que los padres necesitan un cierto control parental sobre sus hijos, debido a los riesgos a los que estos están expuestos, recomendamos totalmente su uso.

Recuerda que la aplicación para el control parental es gratuita. Es sí, la versión gratis solo sirve para proteger un dispositivo. Si una vez probada te conviene la versión de pago recuerda que puedes conseguir un 10% de descuento con el código BTS10. La oferta solo está disponible hasta el 2 de octubre de 2019 así que puede ser un buen momento para tener tu propia app de control parental y tener controlados a tus hijos, empleados,…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here