Crear un blog puede ser un proceso tan simple como complicado. Sobre todo cuando no tenemos los conocimientos necesarios que requiere un proyecto de esta naturaleza. Por eso es importante tener claro algunas premisas antes de publicar nada para saber por dónde empezar un blog.

Existen muchos servicios online que permiten diseñar sitios web, sin embargo antes de crear un blog o web y lanzarse a la piscina es primordial tener algunas cosas claras. Estas decisiones pueden resultar decisivas para el futuro y marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Es más, las decisiones que tomes antes de empezar serán las más importantes.

Cómo empezar un blog desde cero

Es preferible no tener prisa en lanzar el proyecto web y madurar bien cualquier decisión. Las decisiones que tomemos antes de empezar marcarán la diferencia en el futuro. A continuación os compartimos 5 consideraciones a considerar.

Crear una marca

Es lo que conocemos como branding. Para entender mejor este anglicismo diríamos que es el proceso para crear una marca. Son muchos los que ponen en marcha una web o un blog descuidando lo más importante: la marca. Y cuando hablamos de crear una marca para una web o un blog estamos hablando no sólo de diseñar un logo. El branding es mucho más que un logotipo. Son los colores, las tipografías, el estilo, la disposición…

Comprar dominio

Una vez tengamos la marca creada tendremos que elegir un dominio. Los nombres de dominio pueden decir tanto como tan poco. Un nombre de dominio tiene que reflejar con precisión la voz de la marca. Y un detalle muy recomendable, debe ser casi imposible de escribir mal. Son muchas empresas en las que puedes comprar un dominio. Muchas empresas de hosting también ofrecen entres sus servicios la compra de dominios.

Elegir Hosting

Una cosa es tener el dominio y otra muy distinta el espacio en el que va a estar alojada tu web. Normalmente elegir un hosting es un proceso un poco más complejo. Lo ideal es no elegir un hosting u otro en función del precio. Es preferible que el hosting sea escalable, es decir que podamos ir ampliando sus prestaciones sin necesidad de cambiar de servidor. Y para entendernos, existen básicamente tres tipos de servidores: compartido, virtuales o VPS y dedicados.

Los compartidos son los mas baratos aunque sus prestaciones dejan mucho que desear. Al ser un servidor compartido la web estará en la misma dirección IP que otros dominios. Y no siempre es bueno compartir IP con webs de dudoso contenido. Los VPS son una excelente solución. Ofrecen buenas prestaciones a buen precio. Sin compartir IP con nadie. Los dedicados son los mejores, pero también los mas caros.

Tendrás que elegir en función de la naturaleza de la web y del presupuesto.

Elegir gestor de contenidos

Uno de las decisiones mas importantes que tendrás que tomar. Afortunadamente existen una gran cantidad de opciones gratuitas a las que puedes recurrir. Blogger, WordPress, Joomla o Drupal son algunos de los gestores de contenido más utilizados. Hoy en día el mejor de todos es sin lugar a dudas WordPress. Es el gestor que más actualizaciones recibe y con más recursos debido a la gran comunidad de desarrolladores que hay detrás.

Hay que tener en cuenta que si eliges WordPress debes instalar este gestor de contenidos en tu servidor. Hay muchas empresas que ya lo incorporan en sus planes de hosting. Y eso facilita mucho la tarea. Incluso servicios como Blogomundo ofrecen ya todo en uno.

Diseño web limpio y responsive

Un diseño web limpio, atractivo y que se adapte al tamaño de todos los dispositivos es muy importante. Hoy en día se imponen los diseños sencillos. Hay que tener muy en cuenta que la navegación móvil se ha impuesto.

Si tu página cuenta con un diseño de calidad, con una navegación intuitiva, es atractivo y fácil de leer, los visitantes podrán enfocarse en el valor de la marca y el contenido en lugar de los gráficos y las grandes cantidades de texto que no hacen más que distraer. Un diseño limpio es fundamental para proporcionar la mejor experiencia de uso a los visitantes e incluso animarlos a regresar.

Si todas estas consideraciones las tenemos claras antes de iniciar un proyecto web tendremos muchas posibilidades de que el proyecto salga bien. Estos consejos para empezar un blog de éxito hay que aplicarlos incluso antes de empezar.

Susan Urban
Especialista en Marketing, Publicidad y Mercadotecnia, redactora profesional, inmersa en el mundo de las noticias, en todos los ámbitos desde nuevas tecnologías hasta curiosidades, finanzas y las novedades para conseguir y hacer llegar las mejores noticias y consejos a los lectores de todo el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here