Antes de lanzarse a la deriva en un negocio los expertos siempre recomiendan hacer un estudio de mercado. De hacerlo o no hacerlo puede ser la diferencia entre un negocio de éxito y otro que fracasa.

Seguramente muchos son los negocios que no hayan realizado ningún estudio antes de lanzarse al mercado. No hacerlo no significa que la iniciativa vaya a ser un fracaso. Pero las posibilidades de que fracase aumentan. Puede ocurrir y de hecho ocurre muy a menudo que conozcas a empresas y emprendedores que nunca hicieron un estudio previo de su competencia. Que no hicieran un estudio por escrito no significa que no analizaran el mercado.

Sea como sea vamos a ver cómo realizar un estudio de mercado sencillo que pueda suponer un punto de partida para cualquier nuevo proyecto.

Cómo realizar un estudio de mercado paso a paso

El estudio de mercado no es otra cosa sino hacerse una idea de la viabilidad de un negocio. A continuación repasamos cómo llevar a cabo un documento como es el estudio de mercado:

Determinar el objetivo del estudio

Hacer un estudio de mercado puede tener muy diferentes usos. Puede ser para ver la viabilidad de una empresa que todavía está en la mente del emprendedor, pero también puede servir para una firma ya creada que quiere maximizar sus beneficios o para encontrar nuevos mercados.

Recogida de información

Es obvio. Pero contra mas información recojamos mejor. Realizar un análisis del mercado, de nuestra competencia y del sector en el que vayamos a lanzar un nuevo proyecto es fundamental. Por suerte, hoy en día la recogida de información es un proceso bastante rápido y ágil gracias a Internet. En esta recogida debemos tener en cuenta muchos aspectos. Productos, precios, servicios, a los que hay que añadir temas como la presencia de una empresa en Internet, redes sociales, posicionamiento en buscadores,… Por ejemplo, analizar a la competencia en Internet es hasta sencillo.

Las encuestas y entrevistas pueden ser otra forma de recoger información. Desgraciadamente no todos disponen de presupuesto para hacerlo. En estos casos también es bueno probar los servicios directamente. Se puede hacer una visita in situ o bien probar la tienda online de la competencia.

Investigar a la competencia

Una de las fases más importantes. Es esencial diferenciar entre aquellos competidores que están haciendo bien las cosas y aquellos que no. Será fundamental copiar aquello que la competencia hace bien y no hacer lo que la competencia hace mal.

Otro detalle a tener en cuenta es la reacción que pueden tener nuestros competidores una vez entremos nosotros en el mercado. Esta circunstancia nos ayudará a prever el futuro mejor y estar preparado ante cualquier circunstancia.

Define a tu cliente objetivo

Saber a quién o quiénes vamos a vender nuestro producto es imprescindible. Nos ayudará enormemente en la toma de decisiones. Existen negocios que pueden dirigirse a diferentes clientes. Define claramente los perfiles a quiénes vayan dirigidos tus productos y/o servicios.

Análisis DAFO

Si antes hemos recogido los datos ahora tenemos que analizarlos. Una vez tengamos todos los pasos anteriores dados deberemos llegar al documento final. Es aquí donde obtendremos nuestras propias conclusiones. Y deberemos hacer un análisis DAFO que no es otra cosa sino un documento en el que analicemos nuestro negocio desde tres puntos de vista: Debilidades, Amenazas, Oportunidades y Fortalezas. Una vez identificadas el documento lo deberemos tener como hoja de ruta para el futuro más cercano.

Cómo habrás podido comprobar hacer estudios de mercado no es tan complicado.

Fuente: Estudio de Mercado en blog de MailRelay

Fundador de informacionyarte.com. Periodista y diseñador gráfico. Al tanto de todas las novedades, noticias e informaciones que facilite la tarea a diseñadores gráficos, diseñadores web, fotógrafos y amantes de la tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here