En este artículo vamos a dar unas nociones básicas sobre cómo hacer fotos desde diferentes ángulos. Un breve tutorial para fotógrafos aficionados y profesionales que de vez en cuando necesitan realizar esta tarea.

A la hora de realizar una fotografía, el usuario debe tener en cuenta una serie de máximas si lo que pretende es obtener un buen resultado. Una de ellas es que si toma la imagen desde más de un ángulo, el resultado le sorprenderá. Para bien. Y es que, gracias a estas maniobras logrará resaltar la importancia del sujeto, paisaje u objeto a fotografiar, así como sus características que le hacen propio.

El llamado ángulo normal de las fotografías

angulos normales de fotos
El ángulo normal de una foto es tomarla a la altura de los ojos.

Por norma general, el ángulo normal es el que más utilizan los fotógrafos. Es aquel en el que la cámara se encuentra paralela al suelo. Es el ángulo más común y el que se emplea cuando se toma la imagen de pie. Proporciona una sensación de estabilidad porque nuestro objetivo está a la altura de nuestros ojos, de igual a igual.

El picado

Si tomamos la imagen a una altura superior a los elementos que aparecen en la escena, obtendremos un picado. Gracias a este ángulo el profesional obtiene una posición de superioridad sobre el sujeto fotografiado, al aparecer este más pequeño. Al usar el ángulo picado en paisajes, podremos lograr reducir la presencia del fondo.

Aunque a los más pequeños no le podemos fotografiar desde nuestra perspectiva. Obtendrán mucho más protagonismo si les fotografiamos desde su altura.

angulo-picado
Las tomas realizadas a niños pueden ser mas creativas si las hacemos desde nuestro propio ángulo.

El contrapicado

Lo opuesto al picado es el contrapicado. En esta situación, el fotógrafo se encuentra a una altura inferior a la de los elementos que aparecen en la escena, por lo que conseguimos invertir el sentido de las proporciones con resultados en ocasiones muy sorprendentes.

angulo-contrapicado
Con un contrapicado se pueden obtener fotos muy originales.

La cámara colocada completamente bajo el sujeto fotografiado, de manera perpendicular al encuadre, nos permite obtener un ángulo o plano nadir, con el que obtenemos un efecto más exagerado aún que con el ángulo picado.

Ángulo cenital

Si por el contrario colocamos, también perpendicular al duelo, la cámara desde arriba, el fotógrafo realiza con su equipo un ángulo cenital, con el que consigue un amplia visión del entorno que le rodea, una perspectiva general que se suele utilizar mucho en el cine o con las imágenes que obtiene un helicóptero, por ejemplo.

imagen-de-cenital
Un ángulo cenital.

Desde informaciónyarte.com recomendamos al lector que combine los diferentes ángulos aquí descritos para obtener la imagen perfecta. Es cuestión de práctica. Ahora ya sabes que puedes probar a realizar varias tomas de un mismo objeto, persona o paisaje.

Si antes hablábamos de cómo hacer fotos en movimiento ahora toca ver los diferentes ángulos de una toma. A veces romper con las normas es lo que hace que una fotografía destaque por encima de otras que reflejan una misma realidad, pero desde una óptica o punto de vista completamente diferente.

Javier Ramos es periodista y experto universitario en protocolo. Ha trabajado en diferentes medios de comunicación como 20 minutos, Las Provincias o Diario 16. Ahora colabora en blogs y publicaciones digitales.

3 Comentarios

Dejar respuesta