Existen varias formas de convertir imágenes de una forma rápida y sencilla de un formato a otro. Incluso sin la necesidad de instalar ningún programa en tu ordenador.

Puede ocurrir que ante tantos tipos de formatos de archivos de imagen tengamos la necesidad de cambiar el formato de una imagen.

Existen archivos que pueden reducirse de tamaño sin experimentar pérdida de calidad. Por ejemplo, el formato BMP no tiene ningún tipo de compresión, el tamaño de archivo es enorme, por lo que resulta muy conveniente convertirlo a otro formato. Lo mismo ocurre con otros formatos, como RAW, TIFF, PSD que ocupan mucho espacio.

A veces es preferible tener archivos en formato JPG ya que podremos pasar de este formta a cualquier otro puesto que está universalmente mucho más extendido. Aunque también es cierto que muchos trabajos debemos mantenerlos guardados en su formato original.

Aún así, vamos ver diferentes formas y herramientas para convertir archivos de un formato a otro.

Convertir imágenes con programas de diseño gráfico

Con casi todos los programas de diseño se puede convertir un formato de imagen en otro. Simplemente con abrir el archivo y a continuación decirle Guardar Como y seleccionar en el cuadro de diálogo el formato que queremos tendremos la tarea realizada.

Programas como Adobe Photoshop, Gimp y muchos otros tienen estas opciones. Incluso programas de diseño menos profesionales permiten convertir imágenes a JPG.

Convertidores online de imágenes

Otra de las opciones disponibles para convertir imágenes es hacerlo de forma online. Tiene la ventaja de que no es necesario instalar ningún programa o extensión en el ordenador. Uno de los principales sitios para este propósito es Zamzar que permite convertir online una gran cantidad de formatos de archivo no sólo imágenes. Aunque su interfaz no es muy moderna la herramienta sirve como conversor online.

También existe disponible la página Online-Convert, que del mismo modo te permite convertir BMP a JPG sin tener que instalar programas adicionales en el sistema. Aunque el procedimiento puede variar un poco generalmente los pasos a seguir son los mismos. Cargas tu imagen, seleccionas el formato de salida y simplemente guardas tu imagen convertida en el ordenador. Por ejemplo puedes convertir PDF a JPG con un sistema un poco más complejo.

Programas para convertir formatos de archivo

Si así lo prefieres, también puedes utilizar un programa para convertir imágenes. Uno de las herramientas más recomendables es Easy2Convert, un pequeño conversor de imágenes gratuito que ha sido diseñado específicamente para esta tarea. Simplemente debes seleccionar la imagen, el formato al que deseas convertir y la carpeta en la que guardarás el archivo.

Otro conversor de archivos de imagen es Pixillon que también es muy sencillo de utilizar.

Cómo habrás podido comprobar existen muchos y variados conversores de imágenes. Unos online, otros como programas,… Solo hay que elegir en función de las necesidades.

Susan Urban
Especialista en Marketing, Publicidad y Mercadotecnia, redactora profesional, inmersa en el mundo de las noticias, en todos los ámbitos desde nuevas tecnologías hasta curiosidades, finanzas y las novedades para conseguir y hacer llegar las mejores noticias y consejos a los lectores de todo el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here