Hace unos años, cuando me iniciaba en el mundo de WordPress, desarrollé mi primer tema de WordPress con un framework. Después de un tiempo trabajando en el mismo, a nivel local el tema se veía perfecto y yo estaba toda ilusionada por colgarlo en Internet y cambiar mi anterior tema de WordPress.

Estaba tan confiada que todo iría bien que simplemente le di a hacer un cambio de tema. Se me rompió el sitio web y no había manera de solucionarlo, ni siquiera volviendo al tema anterior. Gracias al equipo técnico de mi hosting al final pudimos solucionarlo, pero de esa experiencia aprendí que no se puede cambiar un tema de WordPress así a la ligera. En este artículo veremos todo lo que tenemos que tener en cuenta al cambiar un tema de WordPress.

Cosas a Hacer al Cambiar un Tema de WordPress…

1. Haz una copia de seguridad

Es imprescindible que antes de cambiar nada importante en WordPress hagas siempre una copia de seguridad. En el caso que contaba, el tener un backup hecho me habría ahorrado varias horas perdidas buscando una solución al problema del cambio de tema y me habría ahorrado un disgusto. Existen muchas maneras para poder hacer un backup de WordPress, desde manual si sabes cómo funciona PHPMyAdmin o similares a usar un plugin que te facilite la vida. Uno de los plugins gratuitos más populares es BackupWordPress, fácil de utilizar y configurar.

2. Activa el modo de mantenimiento

Con el cambio de tema se pueden desconfigurar muchas cosas, por no hablar del caso que se te rompa el sitio web. Lo último que quieres es dar una imagen de tu sitio web patas arriba, porque si justo en ese momento llega un potencial cliente o la araña de Web Archive tu sitio dará una impresión bastante lamentable. Cuando termines, recuerda de desactivar el modo de mantenimiento. Un consejo es que desactives el plugin, pues si no lo usas y lo tienes activo se está cargando con el sitio, haciéndolo más lento.

3. Verifica los widgets

Cuando cambias de tema de WordPress, se cambian los widgets que tenemos disponibles, con lo que puede haberse desconfigurado todo. Así que es importante que verifiques el contenido de todos tus widgets uno por uno. Algunos temas requieren que vuelvas a crear las zonas de widgets con la activación del nuevo tema, con lo que habrás de hacer eso si no te aparecen.

4. Verifica Google Analytics

Es posible que el código de seguimiento de Google Analytics lo tengas implementado usando un plugin, pero a veces lo hacemos de manera manual agregándolo a la cabecera del código del tema. En ese caso, al cambiar de tema, Google no podrá seguir haciendo un rastreo de nuestros resultados y nos aparecerá el contador a cero. Simplemente mira el código fuente (botón derecho en la página web y pulsar “ver código fuente”) y busca tu identificador de Google Analytics, que es algo así como UA-xxxxx_xx.

5. Comprueba la paginación

A veces la paginación de un tema se rompe o no funciona correctamente. Así que comprueba tanto la paginación del blog como de los resultados de búsqueda. Si hay algún error, mira de desactivar todos los plugins (excepto el de mantenimiento) y vuélvelo a probar. Si no funciona tampoco así, el error está en el tema y no en tu sitio. Es frecuente ver problemas de incompatibilidad de plugins con temas y de plugins entre sí, así que haz esto cuando tengas problemas, te ayudará a detectar el origen del error.

6. Comprueba la alineación de las imágenes

Me ha pasado de cambiar de tema y ver cómo las imágenes se desplazan a la izquierda en lugar de quedarse centradas. Esto es porque en el tema anterior el tema tenía una propiedad que hacía que todas las imágenes del blog se centraran, mientras que esto no lo hacía el nuevo. Si te sucede esto tienes dos opciones, modificar el código CSS de las imágenes, o editar todas las entradas con imágenes. Vale la pena que te tomes el tiempo en hacerlo, porque sino el sitio parece roto cuando se entra en esa entrada en cuestión.

7. Verifica las barras laterales

En algunas ocasiones puede pasar que al activar un nuevo tema se desconfiguren las barras laterales y se tengan que volver a crear. Verifica el aspecto de todas las páginas del sitio para que no haya errores en su visualización, pues me ha pasado de no hacerlo y al cabo de una semana ver que una de las páginas se veía fatal por una de las barras laterales que aparecía donde no tocaba.

8. Valida el tiempo de carga

En otro artículo vimos la importancia de que la web cargue rápido en dispositivos móviles. Justo ayer entraba en la web de un antiguo cliente que acababa de cambiar el tema. El tiempo de carga en el móvil era del todo inadmisible. Esto no siempre se debe al tema, pero puede influenciar si carga muchos archivos JavaScript y CSS en la cabecera de la web. Te recomiendo comprobar el tiempo de carga antes de cambiar el tema y después.

9.  Verifica que se vea bien en todos los navegadores

En el  caso que sea un tema de pago, normalmente este paso no es necesario, pero si es un tema gratuito puede ser que no se visualice correctamente en todos los navegadores. El motivo es que para poder vender un tema en plataformas como Themeforest se requiere pasar unos tests de control muy avanzados, cosa que no pasa cuando es gratuito. Necesitas comprobar que se vea correctamente en versiones recientes de Internet Explorer, Chrome, Firefox, Safari y Opera, así como en otras versiones si quieres dar soporte a dispositivos antiguos.

10. Comprueba que el responsive funcione

Hoy más que nunca es imprescindible que un sitio web se adapte a los dispositivos móviles y que el usuario no tenga que hacer zoom. Muchos temas, incluso de pago, traen una opción para activar y desactivar el modo responsive. Un cliente mío optó sí o sí por desactivarlo, cometiendo un gran error, pues no es consciente de las visitas que pierde con esta acción, y por más que se lo intentaba explicar no atendía a razones. Te recomiendo encarecidamente que actives esta función, es del todo imprescindible.

11. Comprueba que se indexe en Google

Verifica que no haya ningún código impidiendo que Google rastree el sitio, sea con robots.txt, con un meta noindex o con Google Webmaster Tools. Esto se hace muchas veces cuando se desarrolla un tema a medida, para evitar que se indexe mientras aún está en fase de desarrollo. Recuerda volver a permitir que se indexe.

Para acabar…

Hemos visto varios consejos a tener en cuenta a la hora de cambiar un tema de WordPress. Es importante que lo tengas en cuenta, porque en otro caso te puede pasar lo que a muchos, que el sitio se rompa, se desmonte o deje de funcionar y no sepas qué hacer. Seguir estos pasos te permitirá una transición de tema sin problemas ni sustos. Si te ha gustado el artículo, deja un comentario y compártelo en las redes sociales, así otras personas podrán beneficiarse de estos consejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here