SEMrush

El helio lleva en nuestro entorno doméstico muchos años. Este gas noble conocido por su volatilidad, por todas las características que lo hacen único y, por supuesto, por su más que conocido uso para inflar globos o incluso en gigantescos aerostáticos, está adentrándose en muchos otros entornos donde, hasta ahora no se le había asociado.

Y es que este elemento sirve para mucho más que para decorar fiestas o eventos o llevar a cabo cualquier tipo de celebración. Científicos de todo el mundo se han sumergido en él, no literalmente, para escudriñar todas sus posibilidades y tratar de aprovecharlas en el campo de la ciencia. Gracias a esto, se están realizando numerosos hallazgos que no solo abarcan el campo de lo científico, incluso hacen que la gastronomía pueda nutrirse del helio y sus propiedades.

Helio para globos
El helio tiene más usos de los que en principio podríamos pensar.

Mucho más versátil de lo que se pensaba a priori, su composición y propiedades están haciendo que se adentre en cada vez más ámbitos del mundo que nos rodea. Su uso básico, vinculado sobre todo a la aeronáutica y al ocio, está quedándose atrás para dar pie a toda una carrera vinculada a cada vez más sectores en la que adquirirlos se convierta en  algo habitual para el usuario medio, pero alejado de los ámbitos más especializados.
¿Y cuáles son esos usos? Vamos a señalarlos a continuación para que veas que va mucho más allá de lo que habías pensado hasta ahora.

Una auténtica revolución en el mundo de la informática

Quizá uno de los experimentos más recientes con el helio. Se ha comprobado que puede emplearse en la elaboración de discos duros, ocupando su interior para reducir la fricción entre los mecanismos de su interior, permitiendo mayores velocidades de lectura y escritura y, a la vez, reduciendo el consumo que realiza el disco.

Numerosas compañías han comenzado a elaborar estos dispositivos, siendo Toshiba una de las más recientes en anunciar al mundo toda una nueva gama de discos con una capacidad de almacenamiento superior a los 12 Terabytes, o lo que es lo mismo, más de 12.000 Gigas.

Helio para el sistema de cobros de los comercios

En este ámbito se usa prácticamente a diario, de hecho, constantemente. Forma parte de los elementos con los que se realizan los códigos de barras de los productos que se pasan por los lectores de códigos de las cajas de los supermercados. En combinación con el neón, se emplean para que los sensores puedan detectar la barra y detectar automáticamente cuál es el producto que está siendo escaneado.

Aplicación para el mundo de la ciencia

Cerca de Ginebra, en la frontera entre Francia y Suiza, se encuentra la Organización Europea para la Investigación Nuclear, también conocida como CERN. En su interior se ha colocado un avanzado y complejo dispositivo denominado LHC, Gran Colisionador de Hadrones. Este aparato, creado para conocer el significado de la masa y qué hay tras las partículas a través de un procedimiento que busca recrear las condiciones que hicieron posible el Big Bang, tiene un sistema de refrigeración que recurre al helio para llevar a cabo el enfriamiento.

En el mundo de las fiestas y las celebraciones

Seguramente sea el uso más común del helio y el más conocido por todos, pero está claro que el helio es un gas noble más cotidiano para nosotros cuando hablamos de globos y de cómo inflarlos. Hasta hace poco tiempo para el ciudadano de a pie era impensable tener en casa bombonas de helio grandes para poder decorar sus fiestas.

La realidad ha cambiado en este sentido y ya hoy en día es posible comprar bombonas de helio pequeñas y desechables que podemos depositar en la basura en cuanto las dejemos de utilizar. Es por eso que están cada vez más en auge las tiendas físicas y online especializadas en la venta de helio, que nos proveen de bombonas de helio desechables. Es un ejemplo la tienda de helio https://www.comprarhelioparaglobos.com, quienes envían las botellas de helio a casa.

Una pizca de helio en los platos

¿Se puede comer el helio? Esa es la pregunta que se hicieron en el restaurante  Alinea, de la cadena Grant Achatz, antes de hacer el primer globo de helio comestible. Una de tantas propuestas de lo que muchos conocen como “nouvelle cuisine” consiste en colocar globos de este gas sujetos con una pesa para que los comensales lo rompan con la boca y aspiren para, después, cantar y comer. La situación, como puedes imaginar, resulta bastante cómica pero apunta a esa búsqueda de nuevas experiencias que se buscan en la cocina.

La fibra óptica que llegó, entre otros factores, gracias al helio

Si tienes en casa una conexión a internet mediante fibra óptica, debes darle las gracias al helio. Este material empleado tanto para la conexión a la red de redes como para la televisión por cable en los tiempos que corren se fabrica en un ambiente donde la atmósfera está compuesta solo por el gas noble para que no se formen burbujas en los filamentos.

Por otra parte, los semiconductores también requieren del uso de este elemento, en su estado líquido, aunque esta vez no en su atmósfera sino como enfriamiento para los potentes imanes que se emplean durante las diferentes etapas de fabricación de estos.

Estos cinco casos reflejan algunos de los usos más desconocido del gas noble, pero hay muchos más. La carrera espacial, el ámbito militar, numerosos sectores se aprovechan de sus capacidades y propiedades para avanzar y elaborar dispositivos más complejos y capaces. De hecho, actualmente gracias a él se ha hecho un hallazgo que ha revolucionado la química clásica. En definitiva, el helio es mucho más que un gas para inflar globos o ponerte voz de “pito”.

Portal web especializado en diseño gráfico, diseño web, fotografía y aplicaciones móviles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here