En los últimos años el lettering ha invadido nuestras vidas. Carteles y textos que vemos en bares, restaurantes, tiendas,… y que simulan la escritura a mano ha hecho del lettering una disciplina muy popular. Se ha convertido en toda una tendencia que bien aplicada en el marketing de cualquier organización puede tener resultados excelentes.

En realidad se trata de una disciplina que se centra en el creación de tipografías a mano. Pero no consiste solo en escribir lechas como habitualmente hacemos. Sino más bien se trata de hacer de la escritura un arte por medio del dibujo.

El Lettering es todo un arte

El lettering no es más que el arte de dibujar letras. Por esta razón en ciertas ocasiones tendemos a confundirlo con la tipografía o la caligrafía. Son disciplinas que debemos saber diferenciar. Aunque son parecidos no significan lo mismo.

La pasión por dibujar letras crece cada día más. Solo hay que ver a las publicaciones en redes sociales o simplemente caminando por la calle o entrando a muchos comercios.

De hecho también se han popularizado los cursos y tutoriales. La formación es esencial. Pero casi mas importante es practicar. Siempre hay personas que de forma innata tienen una habilidad especial para dibujar, ya sean letras, personas, ciudades o paisajes. Aun así, si quieres adentrarte en este oficio también es importante conocer las herramientas utilizadas para este tipo de trabajo.

Para practicar el lettering necesitaremos rotuladores de punta de pincel. Si no los conoces los puedes consultar en este blog. Estos rotuladores son los encargados de realizar trazados gruesos o delgados. Dependerá de la presión ejercida. Son bastante flexibles y en la mayoría de los estilos las trazadas ascendentes suelen ser mas finas. Cuando el trazado se realiza de manera descendente se supone que serán líneas más gruesas. De igual manera, todo dependerá también del gusto y la estrategia que utilice el dibujante.

Una disciplina que llegó para quedarse

Como ya lo mencionamos, el lettering no tiene límites. Aunque existe desde que se inventó la escritura se trata de una disciplina que es ahora cuando se ha puesto muy de moda ofreciendo enormes posibilidades en cuanto a la combinación de formas, colores y diferentes tipos de letras.

Aprender lettering puede tener muchas ventajas. Para empezar una vez aprendido tendremos un habilidad de por vida. No se olvida a poco que practiquemos. Y lo mejor es que es una disciplina de moda, muy utilizada en diferentes acciones de marketing.

Además, existen múltiples soportes sobre los que podemos ver ejemplos de lettering: logotipos, camisetas, tazas, libretas,… Encontrar cierta inspiración en otros ejemplos no será difícil. Aún así, todo dependerá de nuestra habilidad y sobre todo de nuestra imaginación, y en eso no hay límites.

Portal web especializado en diseño gráfico, diseño web, fotografía y aplicaciones móviles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here