Mucho se ha criticado a Apple por desarrollar sistemas operativos de muy difícil acceso y modificación. Pues Google, con Android, lleva el mismo camino. Según ha publicado Ars TechnicaFuchsia es el sistema operativo que ya está desarrollando Google y que sustituirá al actual Android. Y el objetivo no es otro sino controlar su sistema operativo.

En realidad Android es un sistema operativo basado en una versión de Linux de 2014. Hoy por hoy tres años es demasiado tiempo y Google no quiere depender de un sistema operativo como Linux. Al ser un sistema de código abierto sus actualizaciones no son tan frecuentes. Por ejemplo, el teléfono Google Pixel sigue estancado en Linux Kernel 3.18, lanzado a finales de 2014.

Lo que sabemos es que Fuchsia es el nuevo sistema operativo y que aunque se trata de un proyecto todavía un poco misterioso ya se conocen datos como su logotipo.

logotipo de Fuchsia
El logo de Fuchsia.

Magenta, el núcleo de Fuchsia

A diferencia de Android y Chrome OS, Fuchsia no está basado en Linux, sino que utiliza un nuevo microkernel desarrollado por Google llamado Magenta. En informática, el kernel hace referencia al software que conforma la parte principal del sistema operativo y desde el cual se ejecuta. Con Fuchsia, Google no sólo estaría descargando el kernel de Linux, sino también la Licencia Pública General (conocida como GPL o GNU). Y en esta licencia va incluida los derechos de autor. De esta forma, el control total pasaría a Google.

Y Google describe al núcleo de su nuevo sistema operativo como dirigido a “teléfonos modernos y ordenadores personales modernos con procesadores rápidos”. De momento todo es pura especulación.

Cómo es Fuchsia

Google no ha confirmado qué planes tiene con Fuchsia. De momento, poco más sabemos. Parece que habrá como dos partes en la pantalla. En parte superior se muestran tarjetas recogiendo las últimas aplicaciones y en la parte inferior una especie de lista de sugerencias.

Viendo las primeras imágenes podemos observar que es capaz de adaptarse a todo tipo de pantallas. Su interfaz, conocida como Armadillo, parece seguir la estética del Material Design implantado por Google.

Si eres de los que se atreve con todo incluso existe la posibilidad de instalar una versión de Fuchsia en Android. En este enlace encontrarás las instrucciones. Eso sí, solo para expertos.

De momento, habrá que esperar a ver cómo es el nuevo sistema operativo Fuchsia. En este video podemos ver las primeras imágenes de Fuchsia:

Fundador de informacionyarte.com. Periodista y diseñador gráfico. Al tanto de todas las novedades, noticias e informaciones que facilite la tarea a diseñadores gráficos, diseñadores web, fotógrafos y amantes de la tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here