Si mencionamos el término tarjeta SIM, muchos, por no decir todos nosotros asociamos este término directamente con los teléfonos móviles. Hay que tener en cuenta que los teléfonos móviles surgieron mucho antes que las tarjetas SIM. El acrónimo SIM significa Subscriber Identity Module, o en español, modulo de identificación de abandono.

El origen de las tarjetas SIM

Una de las razones por las que nacieron las tarjetas SIM, fue la de brindar a los usuarios la posibilidad de que los teléfonos no estuvieran asociados con los contratos telefónicos. Las tarjetas SIM son intercambiables y gracias a ellas es posible comprar un teléfono libre nuevo y seguir disfrutando, por ejemplo, de sus tarjetas SIM T-Mobile y las ventajas que ofrece a sus usuarios como la cobertura LTE nacional. Con el paso del tiempo, los teléfonos móviles han evolucionado y es por ello, que las tarjetas SIM también se han visto obligadas a sufrir una evolución paralela.

El principal cambio observable en la evolución de las tarjetas SIM es el tamaño de las mismas. Los teléfonos móviles se han hecho más pequeños y finos con el paso del tiempo, es por ello que las tarjetas SIM han reducido también su tamaño.

Clases de tarjetas SIM

Las tarjetas SIM originales tenían un tamaño similar al de una tarjeta de crédito que se insertaba en los teléfonos móviles.

Las siguientes tarjetas SIM que encontramos, en cuanto a tamaño, son tarjetas Mini-SIM, quizás una de las mas conocidas por todos nosotros y compatibles con la mayoría de los teléfonos móviles tradicionales.

Las Micro-SIM

Cuando los teléfonos móviles siguieron su evolución reduciendo tamaño y grosor las tarjetas SIM evolucionaron a un nuevo modelo, las Micro-SIM. El tamaño de estas tarjetas se ha reducido también y si las comparamos con sus hermanas mayores, podemos decir y ver que el tamaño de los circuitos sigue siendo el mismo, es el tamaño del plástico circulante lo que ha sido reducido.

Las Nano-SIM

Actualmente existe un nuevo modelo de tarjetas SIM. Las tarjetas Nano-SIM son utilizadas en modelos de smartphones como el iPhone 6s o el Galaxy S7 por ejemplo. Las tarjetas Nano SIM no solo son más pequeñas, sino que también son más finas, por ello no es posible cortar una tarjeta SIM tamaño Micro para convertirla en una tarjeta Nano-SIM.

e-SIM, el futuro de las tarjetas

La evolución de las tarjetas SIM no termina con el modelo Nano-SIM. Parece ser que el futuro de las tarjetas SIM está a punto de cambiar por completo. Se habla ya de un nuevo modelo de tarjeta SIM llamada e-SIM, esta tarjeta acabará con la necesidad de una tarjeta física sustituyéndola por una tarjeta SIM electrónica. Las ventajas de esta tarjeta e-SIM incluirán la de simplificar el proceso que todos los usuarios siguen a la hora de cambiar de teleoperadora de telefonía. Al prescindir de una tarjeta SIM física, también se pondrá, a disposición de los fabricantes de teléfonos un espacio extra hasta ahora inexistente para ser aprovechado en otras soluciones tecnológicas para nuestros teléfonos móviles.

Fundador de informacionyarte.com. Periodista y diseñador gráfico. Al tanto de todas las novedades, noticias e informaciones que facilite la tarea a diseñadores gráficos, diseñadores web, fotógrafos y amantes de la tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here