El diseño web debería ir mucho más allá del aspecto visual y buscar conectar con el público objetivo. Tener en cuenta algunas claves del diseño web pueden sernos de gran ayuda. De nada sirve una web perfectamente diseñada que no consigue captar la atención de las personas que queremos atraer y tener como clientes. A la hora de crear una nueva web, no sólo hay que tener en cuenta las tendencias del momento, sino también los objetivos a medio y largo plazo que queremos alcanzar.

Claves del diseño web

En este artículo vamos a ver los diez aspectos clave del diseño web. Si los aplicas a tu proyecto verás como a la larga obtienes muchos mejores resultados.

1. Conecta con tu público objetivo

La web es mucho más que cuatro imágenes y tres textos, es un medio para poder conectar con tu público objetivo y alcanzar los resultados deseados. Antes de ponernos manos a la obra con el diseño web, deberíamos definir qué es lo que queremos transmitir para así poder elegir un diseño a medida. ¿Queremos mostrarnos amigables, serios, distantes, fríos, divertidos..? El primer punto será hacer una lista con los adjetivos clave que describan nuestra marca y que nos permita conectar con nuestro público objetivo.

2. Deja que el diseño respire

Uno de los errores típicos es querer aprovechar cualquier espacio en blanco para poner algo que creemos es  fundamental y de alto valor añadido. Al final lo que sucede es que vemos tantas cosas en tan poco espacio que al final no vemos ninguna y nos marchamos. Si el diseño está sobrecargado transmitiremos una imagen caótica, y eso es algo que queremos a toda costa evitar. Hay que usar el espacio en blanco y dejar que el diseño se vea equilibrado.

3. Facilita la navegación web

Para que el diseño web sea un éxito debe basarse en una buena arquitectura de la información, creando menús de navegación y barras laterales que permitan el acceso a los contenidos de manera clara e intuitiva. Hemos de pensar que las personas que llegan a nuestra web no están en nuestra cabeza, con lo que no pueden saber dónde hemos puesto cada cosa. La correcta clasificación de los contenidos es un aspecto clave del diseño web.

4. Una llamada a la acción por URL

Cada página de tu web debe tener una clara llamada a la acción, esto es, algo que quieras que haga la persona cuando llega a esa página. Por ejemplo, si mira una entrada de tu blog, es posible que lo que quieras es que se suscriba a tu newsletter al finalizar la lectura, si es la página de un producto, que lo añada al carrito, etc. El problema es que muchas veces ponemos contenidos sin ton ni son, simplemente para llenar el hueco y tener la página a punto. Ten una clara llamada a la acción por cada URL de tu sitio web.

5. Elige una buena paleta de colores

Los colores deben ir en línea con las emociones que queremos despertar en la persona que visita nuestra web, porque al final del día la decisión de compra la mueve una emoción, no la razón. Así, una funeraria nunca utilizará colores vivos ni una web para niños colores grises. Es importante definir muy claro lo que queremos transmitir antes de elegir nuestra paleta de colores.

6. Ten en cuenta los dispositivos móviles

Me he encontrado a más de un cliente que me ha dicho que no adapta su web a los móviles porque sus clientes sólo compran desde el PC. Esto es un error enorme, porque si no nos mantenemos al día de las nuevas tendencias, lo que sucederá es que nuestros clientes se irán a la web de la competencia, y más hoy en día que cuesta tanto fidelizar. Es imprescindible que una web adapte sus contenidos a la resolución de pantalla del dispositivo, sea  este un móvil o una pantalla de 24 pulgadas.

7. Pon un formulario de contacto

Muchos diseñadores web no saben programar un formulario de contacto, con lo que simplemente ponen un enlace en el que se abre una dirección de correo electrónico al hacer clic en el apartado “contacto”. Esto da una imagen muy poco profesional, además de incentivar enormemente el spam. Asegúrate que tu web tenga un formulario de contacto que funcione correctamente y evita poner demasiados campos, ya que a mayor número de campos a rellenar, menores las posibilidades que te escriban.

8. Cuidado con la tipografía

La tipografía es uno de los grandes olvidados en diseño web, algo que muchas veces parece reservado a los diseñadores gráficos. Con la tipografía podemos hacer que un mismo diseño web transmita algo muy distinto, de aquí la importancia de tomarse un tiempo para seleccionar la fuente adecuada. También aquí es fundamental que verifiquemos que la tipografía escogida se muestre correctamente en todos los navegadores, ya que algunas veces puede fallar en versiones modernas de Internet Explorer.

9. Usa imágenes retina

Las imágenes retina tienen el doble del tamaño de las imágenes estándar y se utilizan para las nuevas versiones de los dispositivos de Apple. Si no usas imágenes retina corres el riesgo que el diseño de tu web se vea pixelado en un dispositivo iOS. Si se trata de imágenes del blog, tampoco pasa nada, pero para el logo e imágenes corporativas es fundamental el uso de imágenes retina.

10. Evita las malas prácticas

En el artículo sobre lo que desaparece del diseño web en el 2014 vimos varios aspectos que no deberían mostrarse en nuestros sitios web hoy en día. Es clave que evites el uso de tecnologías y tendencias desfasadas, ya que pueden dar una mala imagen y crearte los resultados contrarios a los que esperas.

Para acabar…

Tener una web que funcione es mucho más que cuatro textos y tres imágenes, de aquí la importancia de tener una visión integral a la hora de realizar un diseño web. Más allá del aspecto visual tenemos que tener en cuenta cosas como el copy, esto es, el contenido, la facilidad de uso y todo aquello que contribuya a generar una excelente experiencia de usuario.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario. Y como siempre, no te olvides de compartirlo en las redes sociales 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here