Es cierto que probablemente la mayoría de los usuarios no estén tan locos como para registrar un dominio correspondiente al nombre de sus hijos, como hiciera Angelina Jolie en 2006 al dejar registrados los sitios shilohnouveljoliepitt.com, .net, .org y .info. Sin embargo, el registro de dominios web es uno de esos procesos que interesa a muchos usuarios.

Básicamente, podemos decir que desde que existe Internet existen los nombres de dominios. Y a partir de ellos, una plataforma perfecta para cualquier negocio. Por otro lado, los nombres de dominio son asignados por la ICANN, sigla que refiere a la Corporación para la Asignación de Nombres y Números en Internet. La ICANN es una organización sin ánimo de lucro que posee su sede principal en California y que fue creada en 1998.

¿Cómo puedo registrar mi dominio?

En el momento de asignarse los dominios éstos deben pasar por el Sistema de Nombres de Dominio mediante los registradores de dominio acreditados de cada país. Eso sí, todos los dominios son controlados en última instancia por la ICANN. Tienes que saber que existen diferentes tipos de dominios, incluso niveles, dentro de ellos.

Tenemos, por caso, los dominios de primer nivel en código de país o ccTLD. En el caso de España son aquellos que terminan en .es. Este tipo de dominios se rigen por ciertas normativas especiales de acuerdo a cada una de las naciones. En el caso de España, esto corre a cuenta de un Plan Nacional de Nombres de Dominio de Internet.

Qué significa registrar un dominio y qué es el cybersquatting

Cuando hablamos de registrar un dominio lo hacemos básicamente acerca de pagar una suma de dinero determinada por diferentes parámetros. Para poder disponer de ese dominio, es decir de la dirección web, este pago habitualmente se realiza como mínimo de forma anual. Aunque también puede realizarse por varios años. Luego, para transformar ese registro de dominio en una página web en sí misma, tendremos que utilizar una plataforma de desarrollo de sitio y demás. Pero en principio aquí hablamos sólo del dominio.

Registrar un dominio que podemos llegar a utilizar en el futuro es importante en el afán de evitar situaciones de cybersquatting.

¿Y de qué es el cybersquatting? Podríamos definirlo como comprar un dominio que sabemos que otro usuario o empresa probablemente se encuentre interesado en adquirir en un corto, medio o largo plazo. La idea es vender después ese dominio a un coste mayor del que valdría en condiciones normales.

Quiénes realizan este tipo de acciones son conocidos como typosquatters. Así se conoce a las personas que en ocasiones ni siquiera hacen uso de los dominios que han registrado. Simplemente los adquieren para luego revenderlos. Y sino mira qué negocio hicieron algunos con los dominios más caros de la historia.

Para arbitrar en este tipo de situaciones, es que existe el Organismo Mundial de Propiedad Intelectual. No obstante, por este motivo, siempre recomendamos registrar los dominios que puedes usar en el futuro cuanto antes.

Portal web especializado en diseño gráfico, diseño web, fotografía y aplicaciones móviles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here