Una de las primeras dudas que nos surgen a la hora de afrontar un nuevo proyecto web es qué alojamiento web elegir. La tarea resulta muy complicada cuando vemos que internet está repleta de múltiples ofertas sobre hosting y servidores web lo que acaba convirtiéndose en un verdadero quebradero de cabeza para cualquier webmaster que quiere para su proyecto el mejor web server.

En este tutorial vamos a exponer qué tipo de alojamientos existen. De esta forma seguro que la decisión final se ajusta a nuestras necesidades lo que seguro que repercutirá en nuestro bolsillo. Porque si una cosa sí que tenemos clara y recomendamos desde informacionyarte.com es tener cuidado con las ofertas. A veces esconden algunos detalles que pueden resultar altamente perjudiciales.

A continuación os detallamos los diferentes tipos de alojamiento web existentes. Además están ordenados desde los más baratos y con menos recursos hasta los más caros y qué mayores prestaciones ofrecen.

Alojamiento web compartido

Es el alojamiento más recurrido y el más económico. En estos casos, las empresas de hosting alojan en un mismo servidor diferentes páginas web y blogs. Es una forma muy económica de tener hosting. Para entendernos, nuestra página web comparte espacio con otras webs de escaso tráfico.  Eso sí, normalmente nos ofrecen un espacio limitado de transferencia y velocidad.

Para quién está recomendado

Este alojamiento está recomendado sobre todo para páginas web con muy poco tráfico o para nuevos proyectos que en su fase de inicio o de diseño no vayan a aglutinar muchas visitas.

Servidores Virtuales (VPS)

Cuando una página web requiere de más espacio y de más velocidad de transferencia ya sea porque recibe más visitas o porque el tamaño de su web es considerable los servidores virtuales también conocidos como VPS son una buena solución. Realmente se trata de un paso intermedio entre el alojamiento compartido y los servidores dedicados que veremos en el punto siguiente. Su coste es superior al alojamiento compartido y las prestaciones que ofrecen se acercan mucho a los servidores dedicados

Para quién está recomendado

En realidad la mejor solución del mercado es tener un servidor dedicado para nuestra web. Pero su coste muchas veces es muy superior al que podemos pagar. Los servidores virtuales están pensados para aquellos proyectos web que hayan conseguido un aumento de tráfico y quieran dejar atrás el alojamiento compartido. También es una buena solución si tenemos queremos incluir varias páginas web o blogs que no tengan un tráfico muy elevado en un mismo lugar.

Servidores Dedicados

En realidad cualquier proyecto web debería disponer de un servidor dedicado. El problema es su coste. Hay que tener en cuenta que en estos casos, las empresas de hosting nos alquilan todo un servidor exclusivamente para nosotros. Sus prestaciones son las mejores, más velocidad de carga para nuestra web, más velocidad de transferencia, más espacio,… Los beneficios son innumerables.

Para quién está recomendado

Los servidores dedicados están pensados para páginas web que tengan mucho tráfico. Si el tráfico que alberga nuestra web es muy elevado, nuestro hosting debe estar preparado para soportar que muchas personas entren en nuestro site al mismo tiempo sin que disminuya la velocidad de carga de nuestra web.

Recomendaciones para webmasters

Realmente cualquier proyecto web que se precie debería pasar por todas los tres tipos de servidores. Empezar con un hosting compartido y económico puede ser una buena solución para una primera fase beta de nuestro proyecto . Más tarde, y conforme nuestro proyecto vaya creciendo sería cuestión de ir pensando en otros alojamientos de más calidad como los VPS o los dedicados.

Hay que tener en cuenta también que las ofertas a veces esconden algunas limitaciones. Por ejemplo, un hosting compartido muy barato pero que no podemos incluir bases de datos o las transferencia de datos están limitadas o incluso tenemos limitado el número de cuentas de correo electrónico que podemos dar de alta. Antes de contratar pedir asesoramiento a un experto o preguntar directamente a la empresa de hosting es altamente recomendable y diríamos que hasta obligatorio.

Algunos hosting también cuentan con algún otro tipo de hosting intermedio. Por ejemplo, en los hosting compartidos hay empresas que ofrecen alojamiento compartido pero con pocas webs en el mismo espacio. Es un paso intermedio entre el alojamiento compartido y los VPS a tener en cuenta.

Para saber si necesitamos cambiar de hosting una buena opción es medir la velocidad de carga de nuestro site.  Los buscadores como Google valoran la velocidad de carga con lo que cuanto más rápido… más visitas.

Otras opciones de servidores web

También existen en el mercado algunas soluciones muy atractivas e interesantes. Por ejemplo, los Servidores Cloud. Se trata del sistema de alojamiento web más avanzado del mercado. Por ejemplo, en Digital Valley ofrecen estos servidores web para aquellos proyectos que necesitan de una gran capacidad.

Pero lo mejor de todo es que es un servicio escalable, es decir que puedes ir aumentando los recursos de forma inmediata y sin cambiar de hosting.

Los Servidores Cloud son un servicio a tener muy en cuenta porque así como en el resto de hostings tendríamos que ir cambiando de servidor si queremos aumentar sus prestaciones, con estos servidores no sería necesario puesto que son escalables.

Este tipo de sistema está orientado para aquellos proyectos que necesitan una gran capacidad técnica y máxima escalabilidad, ya que el Cloud permite ampliar los recursos utilizados de forma inmediata, y lo mejor de todo, pagar sólo por los recursos utilizados en cada momento.

Saber qué alojamiento web elegir en función del proyecto que vamos a emprender puede ser gran parte del éxito o del fracaso.

Fundador de informacionyarte.com. Periodista y diseñador gráfico. Al tanto de todas las novedades, noticias e informaciones que facilite la tarea a diseñadores gráficos, diseñadores web, fotógrafos y amantes de la tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here